Recetario Urbano: una guía para devorarse el espacio público

8:11

A través de una corriente llamada ‘urbanismo táctico’, Recetario Urbano interviene el espacio público, “generando participación y corresponsabilidad ciudadana”.


El espacio público es más que un andén en el que se pueda caminar sin esquivar películas piratas, filtros para el lavaplatos o libros usados. Y la ‘reubicación’ de quienes viven de su venta, además, no es la única acción para defenderlo o hacerlo valer.

‘Urbanismo táctico’ e ‘innovación social’;’apetito de ciudad’ o ‘cocción urbana’, son abstracciones que hacen parte de una nueva jerga de ingeniosas maneras de pensar e intervenir el espacio público, rompiendo con anacronismos que todavía nos persiguen como zombies.

“Innovar en el sentido comunitario significa acción. Es actuar”, dice Camilo Sánchez de Recetario Urbano, una organización ciudadana que promueve ese nuevo lenguaje.

Camilo y su grupo ignoran la retórica y gestionan cambios en el espacio público a través de ‘recetas urbanas’ con las que generan acciones reales.

La construcción de nuevo parque en Soacha; la participación de la gente en la mejora de su propia movilidad; jornadas de limpieza, por ejemplo, son algunos de sus logros.

A través de una corriente llamada ‘urbanismo táctico’, Recetario Urbano interviene el espacio público, “generando participación y corresponsabilidad ciudadana”, explicó Camilo.

En palabras simples, es una iniciativa que ejecuta ideas en parques, barrios, universidades y otros lugares, para influir en el comportamiento de la gente, promover la apropiación del espacio público, e invitar a reflexionar sobre la ciudad y sus retos.

Más allá de la ‘cultura ciudadana’ y otros lugares comunes, Recetario Urbano propone formas innovadoras de repensar la ciudad.

En Buen Ciudadano quisimos conocer un poco más de qué se trata esta ‘hambre de ciudad” y de su la labor en Bogotá.

Para esto, Camilo se puso su uniforme de ‘chef urbano’.

BC: ¿Qué significa tener apetito de ciudad?

RU: Es una analogía para denotar ciudadanos activos y participativos que inciden sobre sus espacios públicos, participan de los procesos de políticas urbanas y construyen comunidad con sus acciones.

El “apetito de ciudad” es la capacidad de promover el cambio, de ser proactivos con la ciudad y sus posibilidades. Es también una actitud de transformación socioespacial en la cual existe conciencia en que cada acción que realizamos en la ciudad por mínima que sea, contribuye con su cambio y dinamismo.

¿Qué ingredientes y preparaciones debe ofrecer un “recetario urbano” y para qué?

El ingrediente más importante del Recetario es la comunidad. Creemos que la gestión social y la reactivación de tejidos comunitarios es la base de la “cocción urbana”.

La preparación más importante del Recetario son las intervenciones urbanas, acciones que transforman la cotidianidad de un espacio público o una práctica urbana con la finalidad de visibilizar, incidir o cambiar las realidades que ocurren en el espacio público. Las intervenciones urbanas conjugan elementos de participación y cultura ciudadana, arte, diseño cívico y creatividad.

El Recetario Urbano es una serie de pasos a modo de recetas para transformar los espacios públicos, la metodología es sencilla: ¿qué lugar o práctica urbana deseo transformar?, ¿cómo sueño o imagino mi ciudad o espacio público ideal?, ¿qué necesito para transformar esa realidad urbana?, ¿quién me puede ayudar? ¿qué elementos necesito?

¿En qué oportunidades y cómo han utilizado ustedes ese “recetario” en actividades por la ciudad?

Hemos preparado diversos platos de ciudad: unas intervenciones de urbanismo táctico, rápidas, itinerantes que tienen por objetivo sensibilizar a los ciudadanos sobre el espacio que habitan. Lo hemos hecho a través de mapas gigantes de Bogotá, los cuales los ubicamos en espacios públicos y les pedimos a los transeúntes que nos digan cómo se mueven por la ciudad, que avenidas recorren, cuales son sus puntos de referencia.

Otro tipo de intervenciones son aquellas que tienen por finalidad transformar espacios públicos. Con otros colectivos ciudadanos como Habitar Ciudad y con el apoyo de la Fundación Social y la participación activa de la comunidad, diseñamos y construimos un parque en Soacha en la sector de Ducales.


¿Qué es la innovación social y para qué sirve?

Innovar significa planificar acciones con la finalidad de generar transformación social. Implica además conjugar diferentes saberes y disciplinas para resolver problemáticas cotidianas. Innovar es sinónimo de actuar para transformar e incidir con participación ciudadana.

Creemos que la construcción de espacios de encuentro y diálogo entre los sectores público, privado, la academia y la ciudadanía, sobre la ciudad y sus espacios públicos, generan esos mecanismos de innovación y participación.

¿Qué barrios o zonas de Bogotá considera que son las que más necesitan intervenciones innovadoras, bien sea con un objetivo pedagógico, o para generar cambios concretos?

La ciudad en su totalidad es un espacio pedagógico y formador de ciudadanos. Por eso, cada parque, plazoleta o esquina podría ser el espacio propicio para una intervención urbana.

Somos conscientes que existen partes de la ciudad con una infraestructura urbana frágil y es allí donde las oportunidades de cambio tendrían gran impacto en la transformación de la calidad de vida de las comunidades.

Otros grandes puntos de intervención son los espacios de aglomeración: centralidades urbanas, estaciones de Transmilenio, parques metropolitanos, vías comerciales, donde las intervenciones de urbanismo táctico que promuevan y sensibilicen cambios comportamentales y cultura ciudadana, tendrían gran impacto.

Además de llevar WIFI gratis al espacio público, desde lo digital, ¿qué otras iniciativas existen para volverle a dar importancia al espacio público en las nuevas generaciones?

Diseño de herramientas colaborativas digitales como mapas virtuales de espacios a conocer, rutas alternas para transitar por la ciudad, espacios de blogs abiertos para fotos no convencionales de la ciudad, para historias urbanas escritas y complementadas a diferentes manos.

¿Qué corrientes actuales son las más importantes para el mejoramiento de las ciudades, por ejemplo: carpooling, reducción de emisiones, la idea de las ‘smart cities‘? Explique las que ud considera pertinentes.

La corriente de intervenciones urbanas y urbanismo táctico son las más importantes pues generan participación y corresponsabilidad ciudadana. Involucran a los ciudadanos al ciclo de las políticas urbanas y los posiciona como agentes de cambio.

Otra corriente importante para la sostenibilidad urbana son las iniciativas de huertas comunitarias, jardines verticales y horizontales y la creación de espacios verdes en lugares no convencionales. Y la más importante en términos de sostenibilidad y movilidad: el uso de la bicicleta.

¿Cuáles son los “pecados” bogotanos más frecuentes que se cometen contra el espacio público?

La indiferencia. Las típicas frases: “eso no es responsabilidad mía” “eso es asunto de la Alcaldía” “eso no es de nadie”. El temor a los espacios públicos, quejarse y no actuar. Criticar y no transformar.

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »